Infraestructura de telecomunicaciones de TIC A.C. en Oaxaca. Foto: Agustine Sacha / TIC A.C.

Los usuarios de los servicios de Telecomunicaciones Indígenas Comunitarias A.C. (TIC A.C.), el cuarto operador móvil de México con operaciones en algunas de las comunidades más pobres del país, han visto afectados su derecho a la comunicación en plena urgencia medioambiental debido a la implacabilidad del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para exigir el pago de un crédito fiscal.

El martes 21 de mayo, cuando se cumplía una semana de un incendio que para entonces había dañado más de 100 hectáreas al sur de Nochixtlán, zona de cobertura de TIC A.C., el SAT congeló la cuenta de esta asociación de base indígena desde la que se realizan el pago de nómina, a proveedores y, sobre todo, de los servicios de comunicación de larga distancia. En consecuencia, los usuarios afectados por el incendio se vieron imposibilitados de utilizar las redes de telecomunicaciones para enviar alertas, avisar a familiares y solicitar ayuda para enfrentar el incendio. “Al principio había quienes no distinguían si lo que veían era neblina o cenizas”, me contó Erick Huerta, abogado de TIC A.C.

TIC A.C. es una asociación sin fines de lucro que ofrece servicios de telefonía móvil e internet a los habitantes de comunidades marginadas. Cuenta con 16 comunidades socias que cubren 69 localidades en Oaxaca: Región Mixteca; Sierra Juárez, perteneciente a la Sierra Madre del Sur (zapotecos); Sierra Sur (zapotecos, mixtecos, amuzgos y chatino), y pueblo mixe. Habitantes catalogados en los deciles socioeconómicos más precarios de México.

Si el incendio afectó un área de influencia de TIC A.C. en las comunidades de Yutanduchi de Guerrero y Santa Inés de Zaragoza, el congelamiento de la cuenta arrasó parejo con las 3,863 personas usuarias de sus servicios.

Imagen original de Fernando Monjaraz, tomada de Google Maps.

El crédito fiscal de TIC A.C. se encuentra en litigio desde hace un par de años y ha obligado a esta asociación a combatir jurídicamente a una triada formada por el SAT, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Cámara de Diputados. ¿De cuánto es el crédito fiscal que reclama el SAT? Son 200,000 pesos del ejercicio fiscal de 2016. Más, muchísimo más, ha condonado el SAT a las grandes compañías de telecomunicaciones —y de otros muchos sectores— durante los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018).

El congelamiento de la cuenta bancaria puede estar libre de trasfondo político. Tampoco hay motivos para pensar que se trata de una vendetta o de una acción de mala fe. Es sólo la demostración de un sistema construido sobre la desigualdad y los privilegios, que tiende a favorecer a los poderosos y a los actores próximos al poder y a relegar y aplicar el peso de la ley a los comunes, a los que no tienen voz ni presencia en los palacios donde se toman las decisiones. Un sistema benévolo con los amigos, con la familia; implacable con los desconocidos, con los extraños.

El lío lo iniciaron en el IFT, que hicieron una lectura autómata de la Ley Federal de Derechos e impusieron el cobro de derechos a TIC A.C. por las concesiones para uso y aprovechamiento de bandas de frecuencias del espectro radioeléctrico en beneficio de comunidades indígenas de Oaxaca, Veracruz, Chiapas, Guerrero y Puebla. TIC A.C. buscó el amparo de la justicia y demostró que podía beneficiarse de la exención fiscal sobre uno de los dos créditos fiscales que derivaron de las decisiones del IFT y que pusieron en riesgo su operación. Quedó pendiente de resolución el crédito de 2016, que al SAT le urge reincorporar al tesoro nacional, cuyo expediente espera sentencia en el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa, especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones.

Canción de hielo y fuego. El incendio al sur de Nochixtlán fue sofocado por los vecinos de la zona hacia el sábado 26 de mayo. En la página del Monitoreo de Focos de Calor del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) aún se registran algunas incidencias. La cuenta bancaria de TIC A.C., en cambio, seguirá siniestrada por la implacabilidad del SAT. Esperemos una solución pronto. Es en beneficio de los más pobres de México.

Actualización, 29 de mayo de 2019:

El SAT liberó la cuenta congelada de TIC, A.C. el 29 de mayo de 2019. “Les comunicamos que, gracias al apoyo de muchas personas y la disposición de algunos funcionarios para sustituir la garantía, se logró reactivar las cuentas de TIC y continúa su funcionamiento con normalidad”, se informó en la cuenta de Twitter de Redes por la Diversidad, Equidad y Sustentabilidad, A.C., una de las organizaciones que impulsan el desarrollo de las telecomunicaciones en distintas comunidades indígenas de México a través de TIC, A.C.

Este artículo originalmente se publicó en El Economista el 26 de mayo de 2019.

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook