La radio, de Maritè Toledo en Flickr. Licencia CC BY-NC-ND 2.0

La voluntad autónoma del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) se reblandeció ante la apertura religiosa de la 4T (Cuarta Transformación), y aprovechó la literalidad de la ley para otorgar una concesión social única a una asociación civil pero “no religiosa” que comulga con los evangélicos. La Visión de Dios, A.C. es una organización civil no Read More

Seguir leyendo
Vista aérea de la sede de El Economista en el Pedregal de San Ángel, en el sur de la Ciudad de México. Foto: Cortesía El Economista

El Economista refrendó su posición como el cuarto medio con mayor confianza entre los lectores de noticias de México en el Digital News Report 2019, el estudio anual sobre el estado de la industria de las noticias que elabora el Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo (Reuters Institute) de la Universidad de Oxford.

El ranking de confianza es uno de los distintos indicadores que ofrece el Digital News Report 2019, cuyo capítulo para México es coordinado por la investigadora María Elena Gutiérrez Rentería de la Universidad Panamericana (UP). El análisis para México se basa en 2,015 cuestionarios a consumidores de noticias para determinar, entre otras cosas, hábitos de consumo, disponibilidad para pagar por el contenido, principales redes sociales utilizadas y, por supuesto, confianza en las noticias. En total, el estudio registró las respuestas de más de 75,000 encuestados en 38 países de los cinco continentes.

La confianza es uno de los mayores activos de la industria de las noticias, en medio de un ambiente político polarizado y la facilidad para manipular a través de las llamadas noticias falsas (fake news) y los discursos que distorsionan la realidad y construyen nuevas versiones de los hechos (posverdad). El entendimiento se está volviendo cada vez más un hecho de fe, motivado por factores emocionales y contextuales, y se aleja cada vez más de su ideal como ejercicio basado en el análisis de la información disponible o en la comparación de puntos de vista.

El cambio de hábitos en el consumo de noticias, con la incorporación de las plataformas digitales, las redes sociales en internet y los teléfonos conectados a internet, “ha contribuido a la fragmentación y la polarización de las audiencias, lo que se transforma en enormes desafíos para los medios y los anunciantes”, escribió Gutiérrez Rentería en el capítulo mexicano.

El nivel medio de confianza en las noticias en México se encuentra en 50%, 8 puntos por encima del nivel medio global de 42 por ciento. Para comparar, pueden tomarse los casos de Brasil, donde el nivel de confianza en las noticias cayó 11 puntos hasta 48% y de Francia, donde el nivel se ubicó en 24%, también 11 puntos menos que el registro previo de 2018. El caso mexicano registrado por el Reuters Institute coincide con el aumento en la confianza en los medios de 5 puntos que documentó la firma de comunicación Edelman en su Trust Barometer 2019.

El Digital News Report 2019 —la octava edición de este vistazo global de la industria— alerta sobre la proliferación de bots y trolls que difunden noticias falsas en un país con un alto uso de plataformas sociales como Facebook, YouTube y WhatsApp. Los bots y trolls son programaciones informáticas o personas humanas dedicadas a masificar mensajes o atacar y denostar a otros usuarios de las redes sociales.

Facebook es la red social más utilizada para consumir noticias en México, según el Reuters Institute. En esto coinciden los resultados del nuevo estudio ¿Cómo Usan los Mexicanos las Redes Sociales?, coordinado por Luis Ángel Hurtado Razo de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la UNAM. Facebook, dijo Hurtado Razo en la presentación del estudio, es la red social “más completa, la más usada, pero también terreno fértil para las fake news o noticias falsas”. Sólo para el caso de WhatsApp, destacó Hurtado, 6 de cada 10 noticias falsas que circulan en ese sistema de comunicación son reenviadas por familiares.

La edición 2019 del Digital News Report representa la tercera vez que el Reuters Institute dedica un capítulo especial a México y es la segunda vez que mide la confianza de las marcas periodísticas en el país. Su difusión coincide esta vez con un contexto económico y financiero de dificultad para los actores de la industria, motivado entre otros factores por el cambio de gobierno federal y el anuncio de reducción de 50% del presupuesto de comunicación social, la llamada publicidad oficial. “Esta situación, combinada con una debilidad económica de la industria, ha causado que algunos medios, incluyendo Grupo Reforma, Grupo Milenio, Grupo Radio Centro y Grupo Imagen, hayan realizado significativos recortes de su fuerza laboral”, describió Gutiérrez Rentería.

El Economista no es ajeno a los problemas coyunturales de la industria. Por eso —más allá de que sea mi casa editorial— es de reconocerse que la cabecera mantenga su posición entre los medios más confiables del ranking del Reuters Institute. Un logro encabezado por sus directores Jorge Nacer Gobera y Luis Miguel González, decididos a sostener un medio serio y confiable. Un medio para creerse. Enhorabuena.

Este artículo originalmente se publicó en El Economista el 16 de junio de 2019.

Mónica Aspe, vicepresidenta de Asuntos Externos y Comunicación Corporativa de AT&T en México. Foto: Twitter @ATTMx

El operador estadounidense AT&T llegó a México por las condiciones favorables que creó para los competidores de Telmex-Telcel la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, la legislación secundaria y la regulación asimétrica. AT&T (y cualquier otro operador extranjero) siempre pudo invertir en México, porque la inversión extranjera directa al 100% en telecomunicaciones móviles ya estaba permitida en la ley, pero fue el nuevo marco legal y regulatorio lo que motivó al proveedor con sede en Dallas a invertir en el país. Ahora AT&T está traicionando su ADN y quiere que toda la regulación le favorezca aún más, en lugar de sacar la chequera y plantear una estrategia comercial que sea el motor de su crecimiento y no los favores regulatorios.

Como todo operador dominante en cualquier país, el ADN de AT&T es la inversión por infraestructura, la amplia cobertura de su red y la expansión. Además, por las características del mercado y la regulación estadounidenses, AT&T tiene la posibilidad de comprar grandes bloques de espectro radioeléctrico y pequeños proveedores del mercado local. Adicionalmente, y esta cualidad no la tiene cualquiera, tiene el apalancamiento financiero para comprar otras empresas de por sí gigantes, como DirecTV y Time Warner, y consolidarse en mercados distintos al de telefonía y banda ancha como resultado de la convergencia, como la televisión de paga satelital, los medios y los contenidos. AT&T es visionario, innovador y entiende a la perfección cómo funciona la industria telecom.

AT&T es el operador de telecomunicaciones más grande del mundo por ingresos. En 2018 sus ingresos fueron de 170,756 millones de dólares y tuvo un ingreso neto de 19,953 millones de dólares. En comparación, para ese mismo año, los ingresos de América Móvil fueron de 52,747 millones de dólares (menos de una tercera parte de las ganancias del consorcio texano) y un beneficio neto de 2,770 millones de dólares).

No obstante, durante varios años AT&T se benefició (junto con el resto de la industria en México) de un régimen de gratuidad en las tarifas de interconexión. Es decir, el más rico de entre los ricos no pagó por varios años por utilizar la infraestructura y terminar las llamadas de sus clientes en la red del preponderante, hasta que la Suprema Corte resolvió la inscontitucionalidad del artículo 131 de la ley secundaria. Ello a costa del despliegue de la infraestructura en México.

Ahora, AT&T quiere más facilidades de acceso (porque ya lo tiene) efectivo a la red de fibra óptica de América Móvil. Durante el evento Mobile 360 de GSMA, Mónica Aspe, vicepresidenta de Asuntos Externos de AT&T, declaró que más que el espectro (AT&T tiene 33.7% del espectro, más que Telcel y Movistar), “el acceso a la fibra del preponderante es muy importante” para el despliegue de su red y servicios de quinta generación, que sólo será posible si y sólo si se tiene una red robusta de fibra óptica.

En 2013, el mismo año que se aprobó la reforma constitucional en México, el regulador estadounidente (FCC) concluyó su Revisión Trienal. En esa ocasión la FCC resolvió, entre otras cosas, que los operadores incumbentes como AT&T no estaban obligados a desagregar las nuevas redes de banda ancha, incluida la fibra óptica. El regulador reconoció que la desagregación afectaba los incentivos para la inversión y defendió la competencia por inversión en infraestructura de banda ancha. Es decir, le dio la razón a AT&T y a los demás operadores que requieren certeza jurídica e incentivos para la inversión en redes de nueva generación.

Telmex tiene la red de fibra óptica más extensa de México con 300,000 kilómetros. Sin embargo, la penetración de fibra óptica en México es apenas de 26%, según el Anuario Estadístico 2018 del Instituto Federal de Telecomunicaciones. Es decir, todavía falta instalar mucha fibra óptica en el país, pero los planes de AT&T son utilizar la infraestructura de Telmex.

La incursión de AT&T al mercado mexicano trajo aspectos positivos. De entrada, consolidó el mercado al pasar de 4 a 3 operadores móviles. Como lo sabe hacer, desembolsó 4,375 millones de dólares para comprar los activos de Iusacell (2,500 millones de dólares) en noviembre de 2014 y de Nextel (1,875 millones de dólares) en enero de 2015. Por cierto, en junio de 2014 AT&T vendió el 8% de acciones que poseía en América Móvil, equivalentes a 5,565 millones de dólares, para financiar la compra de DirecTV pero sobre todo para preparar su entrada al mercado mexicano, con lo cual pudo adquirir las redes de Iusacell-Nextel y hasta le sobró dinero.

Posteriormente, anunció una inversión adicional de 3,000 millones de dólares a tres años hasta 2018. Inició una contraproducente pero entendible guerra de precios que ayudó a que México tenga una de las tarifas móviles más asequibles de América Latina y del mundo. Eliminó el roaming entre México y EUA; algo que le hubiera llevado años al regulador, AT&T lo logró con una decisión comercial que de inmediato fue imitada por sus competidores en ambos lados de la frontera. AT&T también integró un mercado norteamericano de telecomunicaciones de 400 millones de habitantes y enfocó su estrategia en desplegar su propia red 4G LTE, atraer a los jóvenes e impulsar el uso de smartphones para un mayor consumo de datos móviles.

A pesar de todos esos esfuerzos, AT&T no ha alcanzado los resultados y la rentabilidad que esperaba. Peor aún, arrastrando las ineficiencias de las redes que adquirió, desde abril-junio de 2018 es el operador líder en inconformidades de usuarios, superando al fijo Telmex por cuatro trimestres consecutivos. Desde octubre-diciembre de 2018, AT&T es el proveedor con más quejas por ¡portabilidad no consentida! Es inaceptable, desde cualquier punto de vista, que AT&T posea trofeos tan ominosos ante la percepción de los usuarios. Fue el propio procurador Federal del Consumidor quien declaró que la causa de las quejas de los usuarios contra AT&T y otros proveedores era por falta de inversión.

Un operador que ha desembolsado 133,900 millones de dólares en adquirir DirecTV (48.5 millones de dólares) y Time Warner (85.4 millones de dólares) no puede pichicatearle la inversión en redes y fibra óptica que México necesita. El esfuerzo de AT&T ha sido grande, pero todavía insuficiente y esperamos más de un proveedor gigante que en Estados Unidos ostenta la billetera y compite por inversión en infraestructura.

Pero las razones de AT&T son más profundas y estructurales. Estados Unidos no es líder en fibra óptica y eso compromete su avance en 5G. En 2015 ocupaba la posición 18 entre las economías de la OCDE: su penetración de fibra óptica ese año era de 9.4%, muy por debajo del promedio de 17.9% de la OCDE, e ¡inferior a la de México (10%) ese mismo año!

En su libro Fiber, la destacada investigadora Susan Crawford revela que AT&T se enfocó en ser un proveedor principalmente inalámbrico:

  • “La fibra era un gasto de capital demasiado alto para que los accionistas lo tragaran”.
  • “AT&T tiene mucha fibra oscura, pero no está obligado a arrendarla a empresas externas y, por lo tanto, no lo hace”.
  • “Necesitamos asegurarnos de que la fibra esté disponible para arrendamiento en cualquier lugar”.

¿Así o más claro?

Así como México no es el muro de Estados Unidos, así tampoco la fibra óptica instalada en México puede subsidiar los servicios 5G de AT&T sin que este proveedor haga su propia inversión.

Jorge Bravo es analista de medios y telecomunicaciones.

Twitter: @beltmondi

Élfego Riveros Hernández, representante legal de Radio Teocelo, durante una emisión de la estación comunitaria. Foto: Cortesía Radio Teocelo

Radio Teocelo es un participante de la industria de la radiodifusión en México con las manos atadas. Es un concesionario social comunitario, con un título que le permite utilizar el espectro para ofrecer servicios de telecomunicaciones y radiodifusión sin fines de lucro, bajo un modelo de financiamiento impuesto por ley que le asfixia. Trabaja con equipo técnico que le fue donado hace más de 25 años y cuyas condiciones hoy ponen en riesgo su operación. Y encima, como toda la industria, enfrenta el desafío de la radio de nueva generación: migrar de lo análogo a lo digital.

Seguir leyendo
Foto: Facebook / Instituto Mexicano de la Radio (Imer)

Parafraseando al Presidente López Obrador, no existen audiencias ricas con medios públicos pobres. No existen audiencias suficientemente informadas y críticas con medios públicos sin presupuesto suficiente. El Instituto Mexicano de la Radio (Imer) se encuentra en una situación financiera crítica. La causa de esa pesadumbre económica pronto impactará al resto de los medios públicos del gobierno federal que hasta el momento guardan silencio, pero una soga los ahorca a diario cada vez más.

Seguir leyendo
Laura Posada, gerente de Estrategia Digital de Auteco de Colombia, durante su participación en Vtex Day 2019. Foto: José Soto Galindo
Laura Posada, gerente de Estrategia Digital de Auteco de Colombia, durante su participación en Vtex Day 2019. Foto: José Soto Galindo

Laura Posada ha vendido una moto al día durante seis meses desde la tienda en línea de Auteco, el gigante de la distribución de motos en Colombia. Su objetivo es vender tres motos diarias por internet. Lo ha logrado sin publicidad, de manera “orgánica”, como dicen los que saben de mercadotecnia digital. El valor promedio de cada unidad ha sido de 35,000 pesos mexicanos. La moto más barata de Auteco está en 18,500 pesos (la Starker Starkids 25/40) y la más cara, en 440,000 pesos (la KTM 1290 Super Adventure S). Colombia tiene 7 millones de motocicletas en circulación.

Seguir leyendo
“Sabes que el país no funciona, pero nunca te dan más ganas de llorar que cuando recién salido de una cirugía te tienes que chutar 4 horas esperando por una incapacidad (y de un procedimiento que ellos no realizaron)”, escribió Karina Villalobos para acompañar esta foto del IMSS de 2010, que tiene en primer plano una máquina de escribir Olympia, fuera de catálogo. Foto: Karina Villalobos / Flickr / Licencia CC BY-NC-SA 2.0
“Sabes que el país no funciona, pero nunca te dan más ganas de llorar que cuando recién salido de una cirugía te tienes que chutar 4 horas esperando por una incapacidad (y de un procedimiento que ellos no realizaron)”, escribió Karina Villalobos para acompañar esta foto del IMSS de 2010, que tiene en primer plano una máquina de escribir Olympia, fuera de catálogo. Foto: Karina Villalobos / Flickr / Licencia CC BY-NC-SA 2.0

¡Ya basta! Estamos hartos del mal sistema de salud y del maltrato del personal que elabora en clínicas y hospitales públicos. A su vez, el personal de salud está aterrado y paralizado por las carencias presupuestales, de instrumental y medicamentos para hacer bien su trabajo. La calidad de la atención médica está cada día peor por la saturación y la sobrecarga de trabajo y pacientes. El personal de salud tiene miedo de hacer su trabajo porque carece de lo básico: no sólo de equipos y fármacos, también de humanidad. Ante el enojo e impotencia de los derechohabientes, la respuesta típica es “hágale como pueda”. ¿Qué pueden hacer las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para mejorar la calidad de la atención médica, la cobertura universal y hacer más eficientes los sistemas de salud? ¿Por qué seguimos sin una Agenda Digital para la Salud?

Seguir leyendo
Infraestructura de telecomunicaciones de TIC A.C. en Oaxaca. Foto: Agustine Sacha / TIC A.C.

Los usuarios de los servicios de Telecomunicaciones Indígenas Comunitarias A.C. (TIC A.C.), el cuarto operador móvil de México con operaciones en algunas de las comunidades más pobres del país, han visto afectados su derecho a la comunicación en plena urgencia medioambiental debido a la implacabilidad del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para exigir el pago de un crédito fiscal.

Seguir leyendo
Imagen tomada del blog de Uber en México.
Imagen tomada del blog de Uber en México.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) cree que hay suficientes conductores de Uber que ingresan 25,000 pesos al mes y que al ser fiscalizados impactarán positivamente al tesoro nacional. Si fuera el caso, estaríamos ante un conductor de Uber dichoso, dueño de su propio vehículo, que trabaja 7 horas al día todos los días de la semana, sin descanso y circulando siempre con pasaje, para, a final de mes, regresar agotado a casa con una utilidad neta de 18,000 pesos después de impuestos.

Seguir leyendo
Imagen tomada de la cuenta de Twitter de Donald Trump (@realDonaldTrump), publicada con motivo de la visita del presidente de Estados Unidos y su esposa, Melania, a China. A la izquierda de Trump se encuentran el presidente chino, Xi Jinping, y su esposa Peng Liyuan.

Usted compra un vehículo de lujo o compacto y al día siguiente se entera por los medios que ese fabricante ya no tendrá refacciones ni dará mantenimiento. Después del shock inicial, lo más probable es que usted busque desprenderse de ese auto lo más pronto posible y nunca más compre esa marca. Esa es la percepción de millones de usuarios de dispositivos Huawei, esa la intención del gobierno de Estados Unidos al incluir a dicho fabricante chino en la lista negra del Departamento de Comercio de la Unión Americana. Pero lo que no mata, fortalece.

Seguir leyendo
El presidente López Obrador, de visita en Nayarit el 11 de mayo de 2019, prometió desarrollar infraestructura para entregar servicios de electricidad e internet a las comunidades de Jesús María, municipio de El Nayar. Foto: lopezobrador.org.mx

Señor Presidente: usted declaró que 80% del territorio nacional no está comunicado con Internet y pidió a los concesionarios que no han conectado el país que se hagan a un lado, porque el gobierno va a tener su empresa para comunicar con Internet a todos los mexicanos. Es de celebrar que al más alto nivel se pronuncie y se preocupe por conectar el país, pues de eso dependerá que su gobierno alcance varios de los logros que se propone. Pero alguien le está sugiriendo las alternativas erróneas.

Seguir leyendo
El crecimiento del número de usuarios que se conectan a internet en México mostró su menor ritmo en 12 años, según los cálculos privados de la Asociación Internet.mx. Fuente: 15ª Edición del Estudio de Hábitos de los Usuarios de Internet en México.
  • La población educada y de mayores ingresos desarrolla habilidades digitales mayores que las menos educadas y más pobres. Estas brechas digitales influyen de manera importante en el desarrollo social de las personas.
  • El estudio How’s Life in the Digital Age de la OCDE advierte que esta diversidad en el uso del internet puede influir de manera importante en el comportamiento de las brechas sociales de los países.
  • En los países que presentan los niveles más altos de población usuaria de la educación en línea, como Canadá e Islandia, se presentan menores brechas de desigualdad educativa y rezago académico.

Aunque se han presentado avances importantes en el acceso de la población a internet, las desigualdades en su uso persisten. Las actividades que realizan las personas en las plataformas o aplicaciones digitales varían significativamente de acuerdo con su género, edad, condición socioeconómica y nivel educativo. Las personas más educadas usan internet para buscar trabajo o informarse de acontecimientos sociales y políticos; los menos educados, para entretenerse.

Seguir leyendo
Imagen publicitaria de Cornershop, tomada de su página de Facebook: CornershopApp
Seguir leyendo

Newsletter

TwitterFacebook