Estudio 2015 sobre el Estado de la Industria de Medios del Pew Research Center. Audiencias digitales.

La penetración de dispositivos móviles, como las pantallas principales para el consumo de contenidos, y el resurgimiento del podcast son los dos resultados más llamativos del estudio 2015 sobre el Estado de la Industria de Medios del Pew Research Center.

Lo demás parece noticia vieja: nuevamente la circulación de los periódicos de papel registró un descenso (-3%) en los números del 2014 frente al 2013; la inversión publicitaria se encamina hacia lo digital (+18%) en detrimento de los formatos impresos (-4%), y el consumo de noticias locales mostró números positivos (+3% de audiencia).

El estudio 2015 del Pew Research Center, liberado el 29 de abril pasado, refleja el estado de la industria en Estados Unidos, un ecosistema acostumbrado a transparentar cifras sobre circulación, ingresos y audiencias, que puede dar pistas para determinar tendencias en otras partes del mundo.

Para México, por ejemplo, la agencia eMarketer prevé una penetración de 85% de las conexiones móviles al cierre del 2015, un factor que influye en la migración hacia esas pantallas en el consumo de noticias y contenidos. Algunos medios de comunicación registran crecimientos a tasa anual superiores a 100% en el consumo de noticias desde dispositivos móviles.

Al mismo tiempo, el abaratamiento de las tecnologías de la comunicación en México mostrada en un reciente estudio del Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) refleja una mayor disposición de los mexicanos a consumir contenidos desde móviles, ya sean los tradicionales de texto y fotografía a contenidos que exigen mejores conexiones de banda ancha, como video y audio.

Pew Research Center, un centro de estudios de financiamiento privado con sede en Washington, lleva 14 años realizando esta investigación sobre el estado de los medios en Estados Unidos, con la intención de mostrar los cambios en los hábitos de los consumidores y la adaptación de la industria y los anunciantes a las nuevas formas de producción y distribución de contenidos.

Uno de los cambios más graves documentados por el Pew en estos años ha sido la migración de los consumidores de contenidos hacia plataformas sociales, como Facebook, los sitios de Google y servicios emergentes como Netflix o Spotify, que también dominan en la captación de los ingresos publicitarios.

“Mientras que nuevas relaciones se han alcanzado entre las organizaciones de noticias y empresas de tecnología como Facebook, las empresas tecnológicas aún controlan la mayor disposición y cosechan la mayor parte del beneficio económico” generado por los contenidos, escribió Amy Mitchell en la presentación del estudio 2015.

“La velocidad de la evolución tecnológica y la multiplicidad de opciones ―desde plataformas, dispositivos y maneras de hacer― no muestran signos de desaceleración. Con cada nueva manera o plataforma, las viejas se siguen utilizando, lo que plantea un reto casi inalcanzable a una industria en dificultades financieras”, añadió.

En Economicón: Los algoritmos arrebatan la silla de los editores

La emergencia móvil

No conozco a alguien que lleve su computadora, conectada a Internet, en los bolsillos del pantalón y la consulte a cada rato para enterarse de las noticias, revisar sus comunicaciones privadas o profesionales o encontrar momentos de ocio. En cambio, en todos lados veo personas mirando sus teléfonos móviles. Y eso es justo lo que Pew fotografió para 39 de las 50 cabeceras de noticias más grandes de Estados Unidos: más de 50% de su tráfico digital proviene de móviles.

CNN, NBC y New York Times, por citar a tres cabeceras tradicionales (televisión y periódico) registran más de 60% de los accesos a sus plataformas digitales desde móviles. Medios nativos de Internet, como Huffington Post o BuzFeed, superan 70 por ciento.

La tendencia también se registra en materia de inversión publicitaria: del total del 2014, que alcanzó los 180,000 millones de dólares, casi 30% (28.33%) se destinó a digital y de esos 51,000 millones de dólares, 37.25% los acapararon los móviles, con un crecimiento de 18% respecto al año previo.

En paralelo con el crecimiento de las audiencias móviles, la penetración de medios sociales como Facebook y servicios como Google, que concentran 38% de la inversión publicitaria digital, representan un nuevo reto para las cabeceras de contenido. Estos servicios entregan el contenido a través de los amigos de los consumidores y de algoritmos, lo que representa un reto mayúsculos para las cabeceras tradicionales.

Se trata precisamente de los factores de interés periodístico que se estudian en las escuelas de comunicación: proximidad, actualidad, conflicto, expectación, humor, guiados por familiares, amigos y conocidos o a través de sistemas tecnológicos que aprenden sobre los intereses particulares de los usuarios.

“Si el consumo de noticias en el espacio social es más incidental e impulsado en gran medida por amigos y algoritmos, lograr un punto de apoyo ahí puede ser más difícil que conseguir un modelo financiero seguro” para las industrias de medios, escribió Mitchell.

Estudio 2015 sobre el Estado de la Industria de Medios del Pew Research Center. Publicidad y circulación.

El podcast nunca estuvo muerto

El otro gran resultado del Estado de la Industria de Medios 2015 del Pew Research Center es el resurgimiento del podcast como un formato de consumo. El Pew reportó que el número de estadounidenses que escucharon un podcast a enero del 2015 creció 15% frente a los niveles del 2014.

El podcast, un archivo de audio bajo demanda a disposición de los usuarios para descarga directa o para ser escuchado en streaming, consiguió un nivel de penetración de 33% entre la población mayor de 12 años, con tendencia a crecer. Se trata de derrotero que coincide con una mayor aceptación de la radio en línea, que por primera vez en la historia sedujo a la mitad de los estadounidenses mayores de 12 años (53 por ciento).

“Los avances en la tecnología ―en particular, el rápido crecimiento en el uso de los teléfonos inteligentes y dispositivos móviles, además de la mayor facilidad de escucha en el coche― han contribuido al repunte del interés en los podcasts”, escribió Nancy Vogt.

El mundo es digital. No debe sorprender que los formatos tradicionales, como los periódicos y las revistas, muestren números negativos en cuanto a circulación. De acuerdo con los números del Pew, los peores momentos para los formatos impresos se vivieron entre el 2008 y el 2009, en coincidencia con la crisis económica y financiera internacional, un aumento de los precios del papel y una drástica bajada de la inversión publicitaria.

Después vino un periodo de calma. La industria vio números positivos en la circulación durante cuatro años (2010-2013) y, aunque el Pew no presenta proyecciones, nada parece indicar que se verán caídas como la del 2009, superior a 10 por ciento.

Lo único cierto es que el consumo de contenidos migra hacia formatos digitales, donde los usuarios tienen el papel protagónico sobre lo que quieren ver, a qué hora y cómo lo quieren ver.

Este artículo se publicó en El Economista el 3 de mayo de 2015.

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook