🚁 🚁 Lo más morboso de la semana fueron los viajes en helicóptero de Emilio Lozoya Austin, quien dirigió Pemex entre 2012 y 2016. De acuerdo con los hallazgos de la Auditoría Superior de la Federación en su revisión de la cuenta pública de 2015, Lozoya Austin gastó en promedio 174,000 pesos al día (8,700 dólares) para transportarse en un helicóptero EC145 fabricado por Airbus (el modelo fue rebautizado por la compañía como H145). La bitácora de vuelo del aparato registra 727 traslados, un promedio de 2 viajes por día. Entre los destinos habituales se encontraron la Torre Arcos en Bosques de las Lomas, también conocida como El Pantalón del arquitecto Teodoro González de León, y las oficinas de Altos Hornos de México (Torre GAN, de Grupo Acerero del Norte) en Polanco.

🚐 🚐 Y me acordé de una crónica de Claudia Altamirano publicada en Nexos en febrero de 2015, “La ciudad más dolorosa del mundo para transportarse”, con la que reí y lloré al mismo tiempo. La crónica de Altamirano es una postal detallada “de la tortura nuestra de cada día por la cada vez mayor concentración humana en el transporte: empujones, jalones, mal humor, calor, aromas concentrados, fricción de cuerpos y de voluntades que terminan en pleitos; gritos de vendedores y la larga espera por un mínimo espacio dentro del vagón”.

🍅 🍅 🍅 Pero Emilio Lozoya es otra clase de persona y si no pudiera viajar en su helicóptero, ¿entonces de qué nos sirve la desigualdad en México?

La ciudad más dolorosa del mundo para transportarse

💔 💔 💔

💔 Por si necesitaban otra confirmación de que al presidente Enrique Peña Nieto (casi) todo le sale mal, en la celebración del Día de la Bandera el 24 de febrero se izó un estandarte roto.

Bandera de México rota, izada en el Día de la Bandera (24 de febrero de 2017). Foto de Hugo Salazar, de El Economista.

💔 ¿Y cómo olvidar el desliz en 2015 con la banda presidencial?

🐤

💰 💰 Y para cerrar con tema económico, una noticia preocupante: la reacción estrepitosamente favorable del mercado al retraso de la salida de Agustín Carstens Carstens del Banco de México (Banxico). Cierto, en medio hubo una celebrada decisión de política monetaria para inyectar dólares a través de un sistema de coberturas que permita a los actores económicos, principalmente importadores, realizar operaciones y pagar en pesos mexicanos. Pero en cualquier caso me dejó inquieto la reacción del mercado porque puede implicar que no hay en México un funcionario con las capacidades técnicas de Carstens para dirigir Banxico, la institución responsable de vigilar la inflación y de diseñar la política monetaria del país.

💸 💸 El peso cerró la semana por debajo de las 20 unidades por dólar (el interbancario se cotizó este viernes en 19.8730 pesos por dólar) y, de acuerdo con el Banco Base, fue la divisa con mejor desempeño del mercado cambiario. En la semana ganó 2.71% y se apreció 0.55 centavos frente al dólar.

💺 💺 La permanencia de Carstens en Banxico sólo se prolongará dos meses, a diciembre, cuando definitivamente partirá a Basilea para dirigir el Bank for International Settlements o BIS (Banco Internacional de Pagos). Y entonces, ¿quién podrá ayudarnos? Y eso es lo preocupante, considerando que a Peña (casi) nada le sale bien.

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook