Se duplican en dos años los mexicanos que quieren desaparecer de internet, en El Insurgente

Retrato de Dídac Sánchez, publicado en El Insurgente

En este artículo del 15 de febrero de 2017, el reportero Juan Luis Ramos entrevistó al presidente y fundador de Eliminalia, Dídac Sánchez, quien le dijo que entre 2015 y 2017 la cartera de clientes de la compañía —dedicada a limpiar historiales en internet— pasó de 70 a 150. “Llegamos a México porque detectamos que en los países donde hay más corrupción y problemas políticos es donde hay más oportunidad de negocio”, dijo Sánchez.

El empresario, citado por Ramos en El Insurgente, dijo que planeaba crear en 2017 una “agencia privada de protección de datos”. “Hablamos de una agencia independiente, que no tenga que ver nada con ningún organismo público y que pueda garantizar realmente que los datos de los ciudadanos están siendo tratados correctamente”, dijo Sánchez en otra nota de Ramos.

Según Ramos, Eliminalia cobra de 1,000 a 850,000 pesos, “dependiendo de varios factores, como la notoriedad de la persona que requiere el servicio hasta el tiempo que le va a llevar a los técnicos de Eliminalia bajar esa información o cuánto tiempo ha estado colgada en Internet”. “No es lo mismo eliminar una nota de prensa o información de hace una semana a una de hace cuatro o cinco años. Tampoco es igual borrar datos de un ciudadano ‘común’ que los de un político o una figura pública. (…) Eliminalia no es un policía, ni un tribunal, ni mucho menos fiscal, sino una empresa que garantiza que borrará la información que le moleste a esa persona que acude a nuestro servicio, independientemente de si es un personaje público, un político que ha robado o una persona común”, dijo Sánchez al reportero.

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook