The return of the Prodigial Son (El regreso de hijo pródigo), 2014, de Federico Solmi.

La exposición se llama Punk. Sus rastros en el arte contemporáneo y antes de llegar al Museo Universitario del Chopo, en la Ciudad de México, pasó por los salones del Centro de Arte Dos de Mayo (CA2M) de la Comunidad de Madrid; del ARTIUM de Vitoria–Gasteiz, y del Museu d'Art Contemporani de Barcelona (MACBA). Y la comentamos aquí porque nos gusta el punk.

El curador para México es David G. Torres, quien incluyó en la selección piezas de artistas mexicanos: Israel Martínez, Dr. Lakra, Miguel Calderón, Daniel Guzmán, Luis Felipe Ortega, Guillermo Santamarina, Laureana Toledo, Sarah Minter, Yoshua Okon y el colectivo Semefo. Entre los internacionales hay que contar a Dan Graham, Raymond Pettibon, Christian Marclay, Enrique Ježik, Santiago Sierra y el colectivo Guerrilla Girls. La lista completa de todos los expositores es larga.

Con Punk se celebra el 40 aniversario del nacimiento del punk, como concepto, actitud y, a la postre, un adjetivo de rebeldía, disrupción y confrontación económica, política y social.

ACTUALIZACIÓN, 25 de noviembre: La periodista Concha Moreno entrevistó a DAvid G. Torres para El Economista. Nos parece valioso compartirles la liga: "El punk nunca murió".

Inauguración: 26 de noviembre de 2016, 12:00 del día.
Clausura: Finales de marzo de 2017.

A Song Of Tryanny (Canción de tiranía), 2012, de Federico-Solmi.

Yoga Alliance, 2016, de Pepo-Salazar.

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook