Grupo Expansión. Revistas.

Este mes ocurrieron dos cosas interesantes en las estrategias digitales de Grupo Expansión, propiedad de Time Warner: para su revista insignia, Expansión, presentó un paquete de “contenidos premium” de pago y —días después— ofreció a través de Groupon una suscripción anual a la revista Chilango con descuento de 71%

En el caso del “premium”, se trató de los contenidos de la revista impresa del 1 de abril, con pocas particularidades exclusivas para la edición digital:

  • un reportaje-infografía sobre la batalla de las telecomunicaciones en México,
  • una entrevista en video con Indra Nooyi, CEO de PepsiCo, y
  • un informe especial sobre los bancos mejor evaluados en México.La gratuidad continúa en el resto de los contenidos de Expansión producidos diariamente y distribuidos en su sitio web.

Es demasiado pronto para saber si les funcionó la estrategia de “contenidos premium”, puesto que sólo se ha ofrecido una vez a pesar de que la versión impresa es quincenal, pero la propuesta sienta un precedente en los esfuerzos de los grupos mediáticos interesados en comercializar con sus derivados digitales.

Antes del modelo “premium”, el grupo publicaba en línea y sin barreras de pago los contenidos de Expansión; ahora busca crear una unidad de negocio o, por lo menos, no dinamitar la distribución impresa de la revista.

En ese carril camina en solitario y desde hace nueve años el Grupo Reforma, único corporativo de medios en México con un modelo de pago para acceder a sus contenidos en línea.

Aunque han disminuido las noticias sobre la crisis económica en la industria, algunas de las adversidades evidenciadas en 2008 siguen robusteciéndose: descenso de la circulación de los soportes print, caída de la publicidad en periódicos [liga al caso español], disminución permanente del número de lectores tradicionales y aumento del tráfico a los sitios de noticias en línea.

Muestra de que la búsqueda de modelos comerciales continúa son el cierre total del New York Times, para operar con un modelo de paywall (barrera de pago) en todas sus plataformas digitales, y la creación de un servicio de cupones al estilo Groupon de parte de Grupo Prisa, muy alejada de la venta de contenidos informativos pero con un pie en el posicionamiento publicitario de sus periódicos insignias y sus respectivos sitios web: el generalista El País y el deportivo As (sólo El País cuenta con 5.2 millones de usuarios en línea).

Y en esta ruta se encuentra la segunda estrategia digital de Grupo Expansión en abril, realizada a través de Groupon para incentivar la circulación de la revista Chilango. En un solo día, el 22 de abril, 454 personas compraron un cupón por doce ejemplares de Chilango a un precio de 10.75 pesos la unidad (menos de un dólar).

Con esa promoción, el grupo no sólo crece su cartera de suscriptores, sino que fortalece su base de datos para ofrecer a esos lectores más publicaciones y servicios. Una excelente estrategia basada en el servicio de descuentos más popular en línea: Groupon.

Los medios siguen experimentando nuevas unidades de negocio. La fragilidad de su modelo tradicional —la producción de contenidos, su empaquetamiento y posterior venta— se vuelve cada día más un negocio de alto riesgo.

Bien por Expansión: no hay muchas noticias en México sobre experimentos de la industria de medios para innovar sus modelos comerciales y crear fórmulas que les permitan seguir produciendo contenidos de calidad. Como es el caso.

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook