Uber, Lyft, DoorDash e Instacart invirtieron el equivalente a 4,000 millones de pesos para ganar la elección más importante de su historia: que los ciudadanos de California negaran a los conductores y repartidores de esas empresas privadas la posibilidad de tener prestaciones como trabajadores formales y dejar de ser tratados simplemente como contratistas. Los derechos laborales a consulta […]

Seguir leyendo

Newsletter

TwitterFacebook / Youtube