Mónica Aspe, vicepresidenta de Asuntos Externos y Comunicación Corporativa de AT&T en México. Foto: Twitter @ATTMx

El operador estadounidense AT&T llegó a México por las condiciones favorables que creó para los competidores de Telmex-Telcel la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, la legislación secundaria y la regulación asimétrica. AT&T (y cualquier otro operador extranjero) siempre pudo invertir en México, porque la inversión extranjera directa al 100% en telecomunicaciones móviles ya estaba permitida en la ley, pero fue el nuevo marco legal y regulatorio lo que motivó al proveedor con sede en Dallas a invertir en el país. Ahora AT&T está traicionando su ADN y quiere que toda la regulación le favorezca aún más, en lugar de sacar la chequera y plantear una estrategia comercial que sea el motor de su crecimiento y no los favores regulatorios.

Seguir leyendo

El Sexto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto destacó que durante 2017 la inversión en telecomunicaciones ascendió a 63,350.6 millones de pesos (mdp), 26.71% menos que los 86,714.4 mdp de 2016. Se ha señalado que la responsabilidad de esa reducción en las inversiones recae en el preponderante Telmex-Telcel. Sin embargo, veamos datos más Read More

Seguir leyendo

Newsletter

TwitterFacebook