nyan_cat

Tomar un respiro de Facebook, dice el investigador Morten Tromholt, tiene efectos positivos en dos dimensiones del bienestar: nuestra satisfacción de vida se incrementa y nuestras emociones se vuelven más positivas. “Millones de horas son empleadas en Facebook cada día. Sin duda estamos mejor comunicados que nunca, ¿pero toda esta nueva conectividad contribuye a nuestro bienestar? La respuesta es no. De hecho, los usos más habituales de Facebook —como una herramienta de comunicación, para saber de la vida de otros o como pasatiempo— está afectando nuestro bienestar en varias dimensiones”, escribió Tromholt, del Departamento de Sociología de la Universidad de Copenhague, para la edición de noviembre de la revista Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking. Seguir leyendo

Paula Sibilia, fotografiada en Ciudad Universitaria de la Ciudad de México en septiembre de 2016. Foto de Hugo Salazar para El Economista.

Los conceptos de privacidad e intimidad se encuentran en plena transformación. La sociedad de la información, conectada a las redes de comunicación en tiempo real, también es una sociedad del espectáculo que incentiva a las personas a mostrarse como personajes en el espacio público. Para la antropóloga argentina Paula Sibilia, vivimos la confirmación de la Read More

Seguir leyendo

Newsletter

TwitterFacebook