Recupero íntegro este texto de 1823 de Ludwig Börne (1786-1837) como un manifiesto en defensa de la originalidad, de la construcción y la defensa de argumentos propios. “Quien atiende a su voz interior en vez de al vocerío que llega del mercado, quien tiene el valor de divulgar aquello que le ha enseñado su corazón resultará siempre original. La franqueza es el origen de toda genialidad, y los hombres serían más lúcidos, más ingeniosos, si fueran más honestos”, escribió Börne en “El arte de convertirse en un escritor original en tres días”, 917 palabras en momentos donde 140 caracteres parecen suficientes para decirlo todo.

Seguir leyendo

Newsletter

TwitterFacebook