Los padrones, listas de notarios amigos de los proveedores de crédito, limitan a los consumidores la libre elección de quien los asesorará en el trámite de escrituración. Si la NOM buscaba plena transparencia, ¿cómo puede asegurarse de que el notario será leal con el consumidor y no con el proveedor de crédito, que es quien le acerca los contratos y generalmente determina el precio de sus servicios?

Seguir leyendo

Newsletter

TwitterFacebook / Youtube