Vulnerar una cuenta en Gmail cuesta 2,500 pesos; infectar una computadora con un virus troyano que permita el acceso al equipo vía remota, 200 pesos; tirar un sitio web, 200 pesos la hora. Celebrar con tequila Casa Dragones en la oficina de gobierno… no tiene precio. Seguir leyendo

Newsletter

TwitterFacebook