Publicaciones impresas en la Ciudad de México, el 2 de marzo de 2020. Foto: JSG

El contexto para la producción de periódicos en México está lleno de nubes negras. Y la difusión del coronavirus Covid-19 empeoró cualquier pronóstico. Las consecuencias todavía son imprevisibles, pero cuatro diarios en Puebla ya suspendieron sus ediciones impresas, lo mismo que el popular La Sirena de Sinaloa.

“Vas a ver menos periódicos, más libros en el iPad”, dijo el empresario Miguel Rincón Arredondo a la revista Forbes en su portada de marzo. La predicción quizá debió tomarse como advertencia, porque está a punto de hacerse realidad. Bio Pappel, de Rincón Arredondo, es el principal fabricante de papel para periódico en México y el lunes anunció un aumento de 25% a los precios de este producto. El anuncio es otra nube negra sobre la industria de los periódicos, tan negra como el humor involuntario de Forbes, que llamó al empresario “El sembrador de optimismo”.

Seguir leyendo

Newsletter

TwitterFacebook