Susana Distancia, personaje creado por el Gobierno de México para difundir consejos y alertas relacionados con la emergencia sanitaria por la Covid-19.

Usted ve anuncios del gobierno o spots de los partidos en la televisión o los escucha en la radio porque existen los tiempos oficiales. El Presidente López Obrador cree que son “propaganda” y se los quiere “devolver” a los concesionarios de los medios electrónicos porque sus negocios atraviezan por un mal momento. Pero usted tiene derecho a recibir información de interés público en la radio y la TV.

Los tiempos oficiales están conformados por los tiempos del Estado y el tiempo fiscal. Los tiempos del Estado son 30 minutos gratuitos dedicados a difundir temas educativos, culturales y de interés social y están previstos en los artículos 251 y 252 de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión.

El tiempo fiscal es un impuesto en especie que se remonta a 1969 y que actualmente son 18 minutos en TV y 35 en radio. En el artículo 17 de la Ley General de Comunicación Social se distribuye el tiempo fiscal en 40% para el Ejecutivo Federal, 30% para el Poder Legislativo, 10% para el Poder Judicial y 20% para los entes autónomos. Según un tuit del Coordinador General de Comunicación Social y Vocero del Gobierno de la República, el Ejecutivo Federal sólo se desprendería de su 40% de tiempo fiscal. Eso quiere decir que el Ejecutivo perdería sus 7.2 minutos en TV y 14 en radio diarios.

Seguir leyendo
Fachada de la estación de radio XEW, que perteneció a Grupo Televisa, en la calle de Ayuntamiento, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Televisa, Interjet, Radio Centro, Imagen y El Heraldo son algunos de los grupos que han movido la radio en México en los meses recientes. Ese medio centenario no ha perdido relevancia. La radio ya vivió su crisis existencial con el surgimiento de la televisión y la digitalización es más una oportunidad que una amenaza. Pero la austeridad de la Cuarta Transformación (4T) la hará sufrir lo que resta del año. Los ganadores de las 141 frecuencias de radio que por primera vez se licitaron en 2017 después de 20 años (y las 41 frecuencias que se prevé licitar en 2019) no contaban en sus previsiones de negocio que el nuevo gobierno federal recortaría el gasto en comunicación social, ni que la economía nacional se desaceleraría tan pronto.

Seguir leyendo
La radio, de Maritè Toledo en Flickr. Licencia CC BY-NC-ND 2.0

La voluntad autónoma del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) se reblandeció ante la apertura religiosa de la 4T (Cuarta Transformación), y aprovechó la literalidad de la ley para otorgar una concesión social única a una asociación civil pero “no religiosa” que comulga con los evangélicos. La Visión de Dios, A.C. es una organización civil no Read More

Seguir leyendo
Foto: Facebook / Instituto Mexicano de la Radio (Imer)

Parafraseando al Presidente López Obrador, no existen audiencias ricas con medios públicos pobres. No existen audiencias suficientemente informadas y críticas con medios públicos sin presupuesto suficiente. El Instituto Mexicano de la Radio (Imer) se encuentra en una situación financiera crítica. La causa de esa pesadumbre económica pronto impactará al resto de los medios públicos del gobierno federal que hasta el momento guardan silencio, pero una soga los ahorca a diario cada vez más.

Seguir leyendo
Mas articulos

Newsletter

TwitterFacebook