Imagen original de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

El gobierno, las empresas, el sistema de salud, las instituciones educativas, financieras y la sociedad tienen en la infraestructura de telecomunicaciones, la radiodifusión y los servicios digitales a aliados extraordinarios para enfrentar la pandemia por la Covid-19 y la recuperación económica de México. La autoridad debe coordinar las acciones necesarias pero sobre todo preservar su sana distancia para que las redes y los servicios se sigan prestando con eficiencia, oportunidad y continuidad.

Desde hace mucho tiempo lo habíamos dicho, pero ahora es evidente que las telecomunicaciones contribuyen a preservar lo más valioso del ser humano: la vida. Ahora, además se demuestra que son herramientas indispensables para garantizar el derecho a la salud, a la educación o el acceso a la cultura y el esparcimiento mientras la población se encuentra confinada en sus hogares.

En la medida en que el coronavirus se ha propagado por el mundo, la tecnología digital y la industria de telecomunicaciones han jugado un papel fundamental para detectar los casos, identificar personas contagiadas, detener la propagación y brindar atención médica a través de plataformas tecnológicas.

Seguir leyendo
Nick Couldry y Ulises A. Mejías, autores de The Costs of Connection, durante una charla en el Centro de Cultura Digital de la Ciudad de México, en noviembre. Foto: JSG

Los académicos Nick Couldry y Ulises A. Mejías tienen una teoría: el desarrollo de la tecnología digital ha gestado una nueva forma de colonización, una colonización total a través de la recopilación de los datos. Es un nuevo y enorme despojo, dicen, que sienta las bases de una realidad emergente que supera las nociones hasta ahora descritas de los llamados capitalismo digital, informacional, de vigilancia o de plataformas. Nick Couldry, profesor de la London School of Economics and Political Science, cita a Hegel para explicar que las consecuencias de esta colonización de las personas a través de los datos es una pérdida de libertad, pero sobre todo de la pérdida de nuestra memoria sobre lo que es la libertad. ¿Qué haremos si olvidamos lo qué es vivir en libertad?, se pregunta.

Seguir leyendo
Charles, entonces de 13 años, estudiaba por la mañana y trabajaba por las tardes con su padre en la minería de cobalto en Kapata, República Democrática del Congo. Foto: Amnistía Internacional y Afrewatch

Si las denuncias en la prensa fueron insuficientes, si los informes de organizaciones no gubernamentales fueron insuficientes y si los trabajos documentales de UNICEF fueron insuficientes para alertar sobre el trabajo forzado al que son sometidos miles de niños en el Congo para la extracción de cobalto, un mineral indispensable en la producción de baterías de iones de litio utilizadas en smartphones, computadoras portátiles, asistentes de voz y autos eléctricos, quizá una demanda en una corte federal estadounidense pueda hacer suficiente ruido para cambiar la manera de hacer las cosas.

Los demandados son algunas estrellas de la nueva economía global: Apple, Alphabet (Google), Dell, Microsoft y Tesla, líderes de la alta tecnología que mueve el mundo contemporáneo: los aparatos móviles conectados a internet, alimentados con baterías de iones de litio recargables. Estas compañías, dice la demanda, se han enriquecido injustamente del trabajo infantil, mal pagado y en condiciones extremadamente peligrosas.

Seguir leyendo
Imagen tomada de la cuenta de Twitter de Donald Trump (@realDonaldTrump), publicada con motivo de la visita del presidente de Estados Unidos y su esposa, Melania, a China. A la izquierda de Trump se encuentran el presidente chino, Xi Jinping, y su esposa Peng Liyuan.

Usted compra un vehículo de lujo o compacto y al día siguiente se entera por los medios que ese fabricante ya no tendrá refacciones ni dará mantenimiento. Después del shock inicial, lo más probable es que usted busque desprenderse de ese auto lo más pronto posible y nunca más compre esa marca. Esa es la percepción de millones de usuarios de dispositivos Huawei, esa la intención del gobierno de Estados Unidos al incluir a dicho fabricante chino en la lista negra del Departamento de Comercio de la Unión Americana. Pero lo que no mata, fortalece.

Seguir leyendo
Controles inalámbricos para operar el aparato de televisión por internet Roku. Foto: Cortesía Roku Inc.

Durante más de un año, un fallo de la titular del Juzgado Trigésimo Octavo de lo Civil de la Ciudad de México impidió la importación y venta de los dispositivos de Roku en México. No sólo se afectó el negocio de la compañía, sino la posibilidad de que los consumidores mexicanos tuvieran al alcance otra manera de ver televisión.

Seguir leyendo

México fue el quinto país más afectado por la extracción de datos realizada por Cambridge Analytica, de acuerdo con un comunicado difundido este 4 de abril por Facebook. La red social informó que datos de casi un millón de mexicanos formaron parte de la campaña de extracción de Cambridge Analytica, empresa dedicada a manipular a ciudadanos a través de la red social con fines electorales. En los cinco primeros lugares de la lista se encuentran, por volumen de usuarios impactados, Estados Unidos (70.6 millones), Filipinas (1.17 millones), Indonesia (1.09 millones), Reino Unido (1.07 millones) y México (789,880).

Facebook: países con mayor número de usuarios impactados por la extracción de datos de Cambridge Analytica.
Reporte publicado por Facebook el 4 de abril de 2018 como actualización del número de consumidores de la red social afectados por la filtración de Cambridge Analytica. En el reporte, México apareció como el quinto país más afectado por volumen de usuarios, con 789,880 usuarios. Imagen: Cortesía Facebook, Inc.
Uber Eats en Londres. Foto original de Shopblocks (Creative Commons / Flickr).

Uber ha dado prioridad a los beneficios económicos por encima de la seguridad de sus clientes y conductores. Durante un año mantuvo en secreto una enorme vulneración a sus bases de datos, que en su momento comprometió información de carácter personal de 57 millones de clientes. Desconocemos si hay mexicanos en la lista porque Uber no Read More

Seguir leyendo
Mas articulos

Newsletter

TwitterFacebook