Esta es la newsletter de Economicón sobre privacidad y sociedad de la información. La escribo yo, José Soto Galindo, y la publico los martes. Si no estás suscrito y quieres hacerlo, da clic aquí. También tengo un canal en YouTube.

El menú de Economicón 31º:

  • La edición de hoy es casi monográfica sobre la ampliación de la política de Google para eliminar datos personales:
    • ¿De qué se trata la ampliación?
    • Una medida polémica
    • Doxing y otros demonios
    • ¿Cómo se hace la solicitud?
    • ¿Qué otros datos se pueden borrar?
    • ¿Tú qué opinas?
  • Entrevista con el Comandante Hernández de Los Supercívicos
  • Otras noticias de la semana

❛❜  

Lee los envíos anteriores acá
Suscríbete a mi canal en YouTube aquí
Revisa el catálogo de mis entrevistas acá

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.
Randy Marsh, feliz en South Park. Foto: Comedy Central
Randy Marsh, feliz en South Park. Foto: Comedy Central

En el canal de YouTube de Economicón ya somos más de 300 suscriptores. Me siento como Randy Marsh celebrando en South Park: ¡feliz 300!

  • ¡Gracias a todos los que se han suscrito! 
  • Gracias a todas las personas entrevistadas que me han tenido confianza para divulgar sus ideas y conocimientos.

Aviso: en los próximos días comenzaré un programa de debate con Andrea Mendoza (CIDE) y Diego García Ricci (Ibero). Los mantendré informados.


¿Cómo borrar tus datos personales de Google?

Google ha ampliado su política de “borrado” de información personal de sus resultados de búsqueda, particularmente de datos personales y patrimoniales cuya difusión “puede causar daño directo a las personas”:

  • Información de contacto (dirección, número telefónico o correo electrónico)
  • Número de identificación oficial
  • Número de cuenta bancaria o de tarjeta de crédito
  • Firma manuscrita e imágenes de documentos de identidad
  • Documentación médica personal y restringida
  • Credenciales de inicio de sesión confidenciales

Esta política de Google “identifica tipos específicos de información personal que pueden eliminarse, equilibrando el interés público y el acceso abierto a la información”, me dijo Ricardo Zamora, jefe de Comunicación de Google México, consultado sobre el tema.

  • “La intención es lograr un equilibrio entre garantizar que las personas tengan acceso a la información que necesitan y, al mismo tiempo, trabajar para capacitar a las personas para que se mantengan seguras y privadas en línea”, me dijo Zamora.

La herramienta no está exenta de polémica, considerando la enorme cantidad de actores malintencionados que desean ver restringida la difusión de su información personal: políticos corruptosempresarios abusivoscriminales.

Derecho al olvido: la polémica atraviesa el llamado “derecho al olvido”, una política de privacidad originada en la Unión Europea que puede obligar a “borrar” información de los motores de búsqueda para dificultar su acceso cuando se considera que la información ha perdido su actualidad.

Borrar – desindexar

Escribí “borrar” a propósito: la información no se “borra” de la fuente original, sino que se “borra” de los resultados de búsqueda de Google, se “desindexa”, se quita del “índice”.

  • Como Google es el mayor proveedor de servicios de búsqueda, si no aparece en Google prácticamente está fuera de la mirada de cualquier persona común.
  • En México Google es responsable de 95 de cada 100 búsquedas. En otras palabras, tiene 95% del mercado.

Doxing y otros demonios

La ampliación de la política de eliminación de datos personales de Google “se enfoca en el contenido muy personal que puede crear riesgos significativos de robo de identidad, fraude financiero, contacto directo dañino u otros daños específicos”, dijo Zamora.

Google hizo otra actualización de sus políticas hace 6 meses para permitir que personas menores de 18 años —o sus padres o tutores— pidan la eliminación de imágenes de los resultados de búsqueda.

  • La idea es reducir el riesgo individual y evitar el “doxeo” (del inglés doxing): la difusión con dolo de información personal recabada de fuentes de acceso público y redes sociales.

¿Cómo se solicita la desindexación?

  1. Ingresa a este formulario de Google y selecciona la categoría de información personal que quieres que sea “borrada”.
  2. Entrega a Google las URL (la dirección de las páginas web) donde se encuentra publicada tu información personal susceptible de ser desindexada.
  3. Espera la respuesta de Google sobre la procedencia o no de tu solicitud.

¿Esperar? ¿Por qué? Google evaluará tu solicitud con base en distintos criterios:

  • Si el contenido es de interés público y de interés periodístico
  • Si el contenido se encuentra en una plataforma de gobierno u otra autoridad pública y es parte de una política pública de información y transparencia
  • Si el contenido es profesionalmente relevante

“Podremos eliminar las URL proporcionadas para todas las consultas, eliminar las URL sólo para las consultas que incluyen su nombre o, en algunas circunstancias, denegar una solicitud. No se eliminará el contenido que tenga un valor significativo de interés público”, me explicó Zamora.

  • “Evaluaremos todo el contenido de la página web para asegurarnos de no limitar la disponibilidad de otra información que sea ampliamente útil, por ejemplo, en artículos de noticias”, escribió Michelle Chang, jefa de Política Global de Búsquedas de Google, en un blog de la compañía.

¿Qué tipos de información personal se pueden eliminar?

El catálogo es amplio: 

1. Información personal, como números de identificación y documentos privados

  • Información de contacto, como la dirección, el número de teléfono o la dirección de correo electrónico
  • Número de identificación oficial
  • Un número de cuenta bancaria o de tarjeta de crédito
  • Firma manuscrita e imágenes de documentos de identidad
  • Documentación médica personal y restringida
  • Credenciales de inicio de sesión confidenciales

2. Elementos sexualmente explícitos o desnudos

  • Una imagen o un video íntimos, con desnudos o con contenido sexual
  • Quiero informar sobre contenido que supone abuso a menores
  • Una imagen pornográfica falsa en la que aparezco
  • Contenido pornográfico asociado a mi nombre en los resultados de búsqueda de Google

3. Contenido sobre mí de sitios en los que se llevan a cabo prácticas abusivas de retirada de contenido

4. Contenido que se debe retirar por otros motivos

  • Por motivos legales, software malicioso, el suplantación de identidad o phishing, infracción de derechos de autor

5. Imágenes de una persona menor de 18 años actualmente

  • Imágenes explícitas
  • Contenido con comportamientos de abuso hacia menores
  • Imágenes no explícitas

¿Qué opinas, querido lector?

Arturo Hernández de Los Supercívicos: privacidad y derecho a la imagen

El Comandante Hernández (aka Arturo Hernández) es un guerrero del siglo XXI que rueda en patineta y hace streaming de las barbaridades de la vía pública en la Ciudad de México.

Lo suyo es una batalla épica y una pedagogía urbana de alto voltaje desde la plataforma de activismo y denuncia ciudadana Los Supercívicos.

  • Una de sus herramientas de lucha es cuestionable: la exhibición en redes sociales de infractores de reglamentos y prófugos de la más mínima civilidad.

Bienvenidos a esta entrevista con el Comandante Hernández sobre privacidad y derecho a la imagen.


Otras noticias

México

  • No renuncio, por dignidad y ética, dice el secretario ejecutivo del Inai. La historia ya era un relajo y entonces José de Jesús Ramírez Sánchez dijo: ¿Saben qué? No se las voy a dejar fácil. La idea de los comisionados del Inai era que Ramírez renunciara a su plaza para dejarle el lugar al recién excomisionado Rosendoevgueni Monterrey Chepov. Ahora todo está patas parriba de la peor manera. (El Economista)
    En Economicón:
  • Derechos humanos en el nuevo aeropuerto. El Ejército contrató la tecnología de reconocimiento facial de la compañía Vision-Box para utilizarla en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA). Los detalles del contrato son un misterio, pues no aparecen en la plataforma de transparencia de licitaciones y compras del Gobierno de México. (El Economista)
    En Economicón:
  • Las mayores amenazas en internet son cibernéticas. Robo de datos personales, infección de software malicioso e invasión a la privacidad figuran entre los 7 principales riesgos expresados por las personas encuestadas por la Asociación de Internet MX para su estudio anual sobre hábitos de consumo en línea. (AI.MX)

Costa Rica

  • 27 ministerios y agencias de Costa Rica fueron vulneradas por Conti. Costa Rica está en “guerra” contra los cibercriminales y el software plagiario, dijo el presidente Rodrigo Chaves Robles, investido apenas el 8 de mayo pasado. El ataque ha sido una bestialidad contra la operación del gobierno, que lleva un mes en un apagón digital. La pandilla de hackers conocida como Conti duplicó su exigencia de rescate de la información y los sistemas secuestrados de 10 a 20 millones de dólares. (The Verge)

Canadá


Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Esto es todo por hoy. Gracias por leer y acompañarme en esta iniciativa sobre privacidad y sociedad de la información.

Puedes comunicarte conmigo respondiendo a este correo o a través de Facebook (EconomiconMx) o Twitter (@holasoto).

Con cariño desde la CDMX, José Soto Galindo.

Suscríbete a mi newsletter sobre privacidad y sociedad de la información: economía digital, comercio electrónico, periodismo. La publico cada martes a las 6am.

Puedes darte de baja en cualquier momento dando clic en el enlace de cancelación de suscripción de mis correos electrónicos.
Acá, mi aviso de privacidad y el de Mailchimp (Intuit), el servicio que uso para el envío de newsletters.

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook / Youtube