Podcasts by Spotify.

Spotify se ha convertido en el lugar preferido para escuchar podcasts. Este formato ofrece, de acuerdo con sus consumidores, una mayor profundidad y entendimiento sobre los contenidos abordados que cualquier otro formato. Estas son conclusiones de la edición 2020 del Digital News Report del Reuters Institute, el informe más completo sobre consumo de noticias a escala global.

Sí, es una obviedad, pero es una obviedad dicha por una fuente de prestigio. Hace mucho que Spotify rebasó a Apple en la carrera de la distribución de contenidos en formato podcast (contenido en audio para descarga bajo demanda), principalmente porque Spotify apostó por este formato y decidió ser más que sólo una vitrina para la descarga de contenidos: decidió ser un productor y distribuidor de podcasts originales.

Tampoco fue una jugada descabellada ni fuera de la caja: fue una decisión de negocio. Spotify necesita mantener a sus usuarios dentro de la plataforma y convencerlos de seguir pagando por una suscripción. Y para determinado segmento de usuarios la música no lo es todo. Así que la decisión de Spotify de invertir en los podcasts fue parte de una estrategia para mantenerse en la competencia por la atención y la retención de los consumidores.

Para Apple, en cambio, la distribución de podcasts forma parte de una tradición que se inició cuando se popularizaron los iPods, ahora extintos, y cuando iTunes era la única tienda seria para la venta de contenidos sonoros en línea. Para Apple, los podcasts son una parte de su pasado “hippie”: un periodo del capitalismo digital en el que los podcasts eran un bicho raro, una invención entre muchas otras, sin opciones de monetización. Hoy todo ha cambiado.

Un poco de historia. Los podcasts sirvieron al juego de las plataformas como contenidos sonoros disponibles cuando todo estaba emergiendo, cuando las tiendas de contenido en línea apenas diseñaban sus modelos de negocio y eso que llamamos internet era todavía un lugar abierto, sin muros de pago. Después todo cambió y, durante la transición, los podcasts pasaron a ser un formato de nerds. Hay que reconocerle a Apple que nunca modificó su modelo de distribución y que permitió que cientos de productores independientes pudieran acceder a una plataforma robusta para la distribución de sus podcasts. Hoy, sin embargo, vivimos una realidad distinta, dominada por un modelo económico basado en el pago por suscripción.

La consultora PwC, en su informe sobre la industria de medios Global Entertainment & Media Outlook 2019-2023, calculó en México unos 12 millones de consumidores de podcasts a finales de 2018 y una inversión publicitaria de 10 millones de dólares. Para 2023, la inversión habrá crecido a 53 millones de dólares, según PwC.

Consumidores de podcasts en México, en millones y proyección a 2023. Fuente: PwC – Global Entertainment & Media Outlook 2019-2023

Según el Digital News Report 2020 del Reuters Institute, un equipo de investigación embebido en la Universidad de Oxford, en términos globales el uso de podcast es de 31% y por lo menos en 5 países estudiados 4 de cada 10 consumidores de contenidos en línea se dicen consumidores del formato: España (41%), Irlanda (40%), Suecia (36%), Noruega (36%) y Estados Unidos (36%).

3 podcasts mexicanos que estoy escuchando

Aprovecho este artículo para compartir los tres podcasts que no me pierdo últimamente:

1. El Wapo. El podcast de noticias en español de The Washington Post. Una pieza sonora de no más de 20 minutos bien producida y mejor investigada sobre temas de actualidad, que se publica dos veces por semana. La dirigen Juan Carlos Iragorri, Dori Toribio y Jorge Espinosa y aborda principalmente temas relacionados con América Latina, además de contenidos exclusivos y relevantes a escala global del periódico con sede en Washington.

2. El Hilo. Una producción de Radio Ambulante, los mismos que formaron una escuela narrativa para los podcasts que cuentan historias en español. El Hilo principalmente es un amplio reportaje semanal sobre temas de actualidad de América Latina. Su máxima cualidad es que entrevista a las personas precisas para ayudar a entender los temas abordados. Lo dirigen Silvia Viñas y Eliezer Budasoff.

3. Monocle 24: The Urbanist. Este es uno de los podcasts que llevo escuchando muchos años cortesía de la casa editorial que publica la revista británica Monocle. Es un podcast sobre “las ciudades que habitamos”, que inspecciona cualquier aspecto de las ciudades, desde los que parecen más superfluos, como las cafeterías en la vía pública, hasta temas de economía política, vigilancia y control.

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook