Un ciudadano observa las portadas de los periódicos del 22 de mayo de 2019, en un puesto de revistas de la Ciudad de México. Foto: José Soto Galindo

Para nadie es un secreto que los periódicos se encuentran en aprietos económicos. Son muchos los factores del malestar y son muchos los años que llevan capotéandolos sin encontrar una solución de fondo. Esa solución no llegará pronto y tampoco llegará desde las vías conocidas y explotadas por la industria. Datos de la consultora internacional PwC para México, contenidos en su Global Entertainment & Media Outlook 2019-2023 (GEMO) distribuido en julio pasado, muestran un descenso acelerado de los ingresos por circulación de periódicos impresos y publicidad, a la par que los ingresos generados por sus versiones digitales y su respectiva publicidad aumentan a una velocidad que tomará más de dos décadas para compensar las pérdidas del negocio tradicional.

De una inversión publicitaria total para 2019 calculada en 6,159 millones de dólares, al sector de los periódicos apenas le tocarán 5.4%, exactamente un punto porcentual menos que en 2018 y en declive, siguiendo los datos PwC. La televisión (35%) será nuevamente la principal captadora de la inversión publicitaria, pero con un competidor que se acerca a grandes zancadas y está a unos meses de rebasarla: internet, con 31% de captación en 2019 desde el 26% de 2018, lo que incluye la publicidad en las plataformas digitales como Google y Facebook.

Ingresos totales de periódicos en México (publicidad y circulación), proyección para México a 2023. Fuente: PwC – Global Entertainment & Media Outlook 2019-2023

Las plataformas digitales son los reyes de la distribución del contenido. Han conquistado gran relevancia entre los consumidores de noticias debido a un mayor acceso a internet, siempre deseable, y a una mayor capacidad para adquirir aparatos móviles conectados a la red. Estos factores cambiaron los hábitos de consumo de noticias: 9 de cada 10 mexicanos prefieren informarse en el entorno digital, principalmente a través de medios sociales como Facebook o Twitter; 6 de cada 10 consumen noticias en televisión, por lo general gratuitas, y sólo 4 de cada 10 lo hace en medios impresos (periódicos y revistas), casi todos de paga en sus ediciones de papel, según datos del Digital News Report 2019 del Reuters Institute de la Universidad de Oxford.

El estudio del Reuters Institute muestra una muy baja proporción de personas dispuestas a pagar por las noticias, ya sea a través de suscripciones, modelos de membresía o de mecenazgo. Sólo 16% de los mexicanos consultados por ese centro de investigación se dijo con disposición a pagar por contenido noticioso. “La mayoría de la gente no está preparada para pagar por las noticias en línea hoy y, según tendencias actuales, parece poco probable que en el futuro decida destinar parte de su presupuesto, al menos por el tipo de noticias al que actualmente acceden gratuitamente”, se lee en el reporte.

Ingresos de periódicos en México del negocio print (legacy) y el digital, proyección para México a 2023. Fuente: PwC – Global Entertainment & Media Outlook 2019-2023

Las audiencias están acostumbradas a buscar las noticias donde la obtienen de forma gratuita, me dijo María Elena Gutiérrez Rentería, investigadora de la Universidad Panamericana y responsable del capítulo de México del Digital News Report 2019. “Por eso cobra sentido que su principal fuente de información sean las plataformas que más usan, las redes sociales”, dijo.

¿Quiénes están dispuestos a pagar por noticias? ¿Por cuáles noticias? Para Gutiérrez Rentería, sólo las audiencias críticas, formadas e informadas están dispuestas a pagar por contenidos informativos de calidad, que profundizan en los hechos y ofrecen nuevos ángulos y perspectivas, contenidos que no se encuentran en los medios sociales, según esta investigadora.

A los factores de incertidumbre hay que añadir los recientes ajustes implementados por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para reducir 50% el presupuesto para publicidad oficial (comunicación oficial, en términos formales). Esta disminución de la inversión pública, que durante años ha servido como una vertical fundamental de los ingresos de algunas empresas, ha motivado recortes de la fuerza de trabajo y cambios en las relaciones contractuales de algunas compañías con sus periodistas, lo que despierta la inquietud de si el negocio de las noticias en México es rentable.

“El entorno es difícil para la industria y no se trata sólo de rentabilidad económica, sino también política y social”, dijo Gutiérrez Rentería, autora entre otros libros de Elementos del mercado para comprender la dinámica de la industria mexicana de los medios de comunicación (2014).

Captación de publicidad por canal en 2019, según los datos del GEMO 2019-2023 de PwC. Fuente: PwC – Global Entertainment & Media Outlook 2019-2023

El GEMO 2019-2023 de PwC México no es un libro de recetas, sino el compendio de resultados de una química sanguínea, por eso sus autores se limitan a compartir una advertencia de viejo, viejísimo cuño: “Los periódicos deben implementar de inmediato estrategias de transformación digital para asegurar su futuro”. Una transformación digital que deberá basarse en no una ni en dos fuentes de ingresos (circulación y publicidad), sino en múltiples verticales basadas todas en la calidad y en el valor agregado, pero sobre todo en la diferenciación y la exclusividad del contenido. ¿Usted está dispuesto a pagar por las noticias hoy?

Este artículo originalmente se publicó en El Economista el 11 de agosto de 2019.

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook