LEGO – Back to the future / Delorean, de la película Back to the Future. Imagen original de 지현 주 con licencia CC BY-ND 2.0.

Dicen que el “hubiera” no existe. Sin embargo, en telecomunicaciones existe la prospectiva: conjunto de estudios sistemáticos de apoyo a la estrategia para observar (tener una visión) a largo plazo del futuro de la ciencia, la tecnología, la economía y la sociedad con el propósito de identificar las tecnologías emergentes que probablemente produzcan los mayores beneficios económicos y/o sociales. Prospectiva proviene del latín prospicere (prever, mirar hacia delante): investigaciones y exploraciones que se llevan a cabo con la intención de anticipar lo que está por venir en cierta materia. México ha carecido de prospectiva digital.

El futuro

El 1 de diciembre de 2018 Corea del Sur fue el primer país del mundo en encender sus redes de quinta generación (5G). En abril de 2019 fue el lanzamiento comercial al mismo tiempo por los tres operadores móviles del país (SK Telekom, Korea Telecom [KT] y LG Uplus), planeado por las empresas y el Ministerio de Ciencia y Tecnologías de la Información y la Comunicación y otros nueve ministerios, para impulsar lo que llaman “industrias estratégicas 5G”: fábricas inteligentes, conducción autónoma, smartphones, robots, drones, semiconductores, contenidos envolventes, salud digital.

El gobierno surcoreano prospectó exportaciones por 76 mil millones de dólares y 600 mil nuevos empleos para 2026 gracias a las redes 5G. KT pronosticó que el uso comercial de 5G generará un valor socioeconómico de 42.2 mil millones de dólares para 2030, 2.1% del PIB surcoreano.

A un mes del lanzamiento de las primeras redes comerciales 5G, Surcorea alcanzó 260 mil suscripciones con 82 mil radiobases desplegadas en 85 ciudades. La industria, en alianza con el sector público, están construyendo el ecosistema 5G. Ericsson prospecta que 20% del tráfico global de datos móviles estará en redes 5G en 2023 y que habrá en el mundo 1,500 millones de suscripciones móviles 5G en 2024.

¿Qué aplicaciones 5G prospectan implementar los operadores surcoreanos? KT y Samsung colaborarán para expandir la red LTE de seguridad pública del país, para emergencias y comunicaciones de misión crítica. KT también desplegará centros de datos en ocho ciudades para optimizar la red 5G. KT ya visualizó la tecnología para 10 industrias, entre ellas, salud, transporte, agricultura, seguridad, medios, energía, logística y finanzas. KT piensa que “5G será pionera en la próxima transformación digital, impulsando la innovación y la evolución en nuestra economía y sociedad”.

LG Uplus ha realizado pruebas de conducción autónoma, promueve aplicaciones de Internet de las cosas y tiene alianzas con proveedores de videojuegos.

SK Telecom firmó un memorandum de entendimiento para construir infraestructura para vehículos conectados y autónomos, desarrollar nuevas empresas TIC y construir un mapa de alta definición de una importante zona económica de Corea. Ese mismo operador anunció alianzas con las tres televisoras más importantes del país para producir contenidos 5G. También se alió con la Universidad de Yonsei para construir el primer hospital inteligente 5G. Firmó un acuerdo con la Academia Militar de Corea para suministrar tecnologías 5G para Realidad Virtual y Aumentada, Internet de las cosas, cómputo en la nube y Big Data.

También se han realizado alianzas con otros países. Corea del Sur y Reino Unido colaborarán para promover el turismo, las industrias culturales y los servicios y aplicaciones 5G. Chile y Surcorea firmaron un acuerdo de colaboración en telecomunicaciones, incluidas las redes 5G. Deutsche Telekom y SK Telecom signaron un acuerdo para acelerar el despliegue de 5G con enfoque en medios, plataformas de streaming, seguridad y nube.

El pasado

Ocho años antes, el 5 de abril de 2011, la mexicana MVS presentó el proyecto “Banda ancha móvil para todos”. Proponía utilizar los 190 MHz en la banda de 2.5 GHz para desplegar una red móvil mayorista-minorista 4G con velocidades 20 veces mayores que las tecnologías 3G del momento.

MVS de la familia Vargas integró un consorcio concesionario formado por las empresas Intel Capital, Clearwire, Alestra, el operador japonés KDDI y los operadores surcoreanos SK Telecom y Korea Telecom. La inversión inicial para desplegar infraestructura era de 400 millones de dólares. MVS prospectó conectar hasta 55 millones de usuarios los próximos años. Qué interesante hubiera sido que el gobierno de Felipe Calderón no hubiera saboteado ese proyecto de MVS integrado por operadores móviles surcoreanos que hoy son pioneros de 5G.

En ese momento la banda de 2.5 GHz no estaba atribuída para servicios de banda ancha móvil sino para una obsoleta televisión vía microondas. MVS nunca obtuvo de la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) el cambio de atribución, la autorización, ni la concesión para ofrecer el servicio de Internet móvil. Calderón desató una guerra contra esa empresa, el proyecto y el espectro. El gobierno decidió no renovar las concesiones de MVS en la banda de 2.5 GHz y ordenó su rescate.

PALABRAS DE JOAQUÍN VARGAS by on Scribd

Ese proyecto de MVS fue visionario y prospectivo. Aunque la política lo destruyó, la idea perduró pero deformada. El proyecto “Banda ancha móvil para todos” dio origen a un poderoso eslogan repetido hasta el cansancio por gobiernos de muchas latitudes: “Internet para todos”. Así se llama ahora el programa de AMLO que “sustituyó” a México Conectado.

Se copió la idea de la red mayorista neutral en la banda de 2.5 GHz pero se trasladó al espectro de 700 MHz; así surgió la Red Compartida, cuyo modelo de negocio sigue siendo una incógnita. Axtel adquirió Alestra y es uno de los socios de la Red Compartida; Axtel-Alestra se está desintegrando, vendió su red de fibra óptica y suscriptores de consumo de TV de paga y banda ancha a Televisa y Megacable.

Clearwire ya no existe, fue adquirido por Nextel, comprado a su vez por Sprint, nuevamente comprado por el japonés Softbank. Actualmente, Sprint es un operador quebrado a la espera de que Estados Unidos autorice ser fusionado por T-Mobile como condición para realizar las inversiones 5G. Es decir, el proyecto de MVS hubiera tenido como socio a otro poderoso operador 5G.

Telcel adquirió 60 MHz de espectro en la banda de 2.5 GHz de MVS; dos bloques adicionales de esa frecuencia fueron ganados por AT&T y Telefónica en una licitación, con reticencias para invertir más en México.

KDDI es el segundo operador móvil de Japón; en abril obtuvo espectro 5G por el cual pagó 4,177 millones de dólares y espera lanzar servicios comerciales en 2020 para los Juegos Olímpicos de Tokio. De SK Telecom y Korea Telecom ya dijimos que son los pioneros de 5G en Corea del Sur y el mundo.

¿Qué hubiera pasado si el proyecto de MVS “Banda ancha móvil para todos” hubiera despegado y prosperado? El “hubiera” no existe. Existen presidentes sin visión y autoridades sin prospectiva. Pero una cosa se demostró: hoy sus socios surcoreanos y japoneses y estadounidenses tendrían las redes inalámbricas más avanzadas e innovadoras y una visión y prospectiva claras de servicios y negocios 5G envidiables…

Jorge Bravo es analista de medios y telecomunicaciones.

Twitter: @beltmondi

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook