Local de Telcel durante la celebración de la Fórmula 1 en la Ciudad de México en 2018. Foto: Cortesía Telcel

El Sexto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto destacó que durante 2017 la inversión en telecomunicaciones ascendió a 63,350.6 millones de pesos (mdp), 26.71% menos que los 86,714.4 mdp de 2016. Se ha señalado que la responsabilidad de esa reducción en las inversiones recae en el preponderante Telmex-Telcel. Sin embargo, veamos datos más precisos.

El 16 de julio de 2015, Daniel Hajj, director General de América Móvil, anunció una inversión de 6,000 millones de dólares (mdd) para el trienio 2016-2018. Al tipo de cambio interbancario del Banco de México de ese día (15.8100 pesos por dólar), la inversión equivalía a 94,860 millones de pesos durante tres años hasta 2018.

Si el anuncio hubiera ocurrido en enero de 2017, cuando el precio del dólar alcanzó su máximo (20.6893 pesos), entonces la inversión sería de ¡121,735 millones de pesos!

La depreciación del peso permite comprender las dificultades que enfrentan los operadores de telecomunicaciones en América Latina en un entorno financiero adverso, donde las inversiones y las tecnologías se cotizan en dólares cada vez más apreciados, las monedas locales se devalúan y los consumidores estrechan el gasto.

Considérese, además, la merma en los ingresos de los operadores mexicanos, pues de junio de 2013 al mismo mes de 2018 los precios de las comunicaciones en su conjunto cayeron 25%, mientras que la inflación creció 21.3 por ciento. Sólo la telefonía móvil disminuyó en ese lapso de cinco años 42.9%, mientras los demás productos y servicios escalaban.

Según datos del Banco de Información de Telecomunicaciones (BIT) del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la inversión bruta en infraestructura de Telmex y Telcel juntas durante 2016 y 2017 alcanzó 53,462.1 millones de pesos. A la paridad de julio de 2015, restarían por invertir 41,397.8 millones de pesos durante 2018 para cumplir la meta de los 6,000 millones de dólares comprometidos. Será hasta la primera mitad de 2019 cuando sepamos con exactitud si se alcanzó esa meta.

De ese total, América Móvil invirtió durante 2016 y 2017 un parcial de 56.35%o del monto anunciado en julio de 2015: 38.90% en 2016 y 17.45% en 2017. Restaría por invertir en 2018 43.64% para completar los 6,000 millones de dólares, aunque las empresas deben realizar ajustes financieros más detallados.

Por lo tanto, la disminución de la inversión durante 2017 no dice nada sobre los auténticos compromisos y ciclos de inversión de los operadores, salvo lo que hace falta invertir. El de América Móvil no es el único caso ni el más destacado.

Los otros operadores

El operador estadounidense AT&T México también disminuyó su inversión 38.19% en 2017, al pasar de 15,755.1 millones de pesos en 2016 a 9,737.4 millones de pesos en 2017. Telefónica de México también redujo su inversión 9.35% en 2017: de 4,087.4 millones de pesos en 2016 a 3,705.1 millones de pesos en 2017. Otros operadores que disminuyeron su inversión en 2017 fueron Cablevisión (-83.35%), Megacable (-9.64%) y Sky (-26.07%).

Esas reducciones fueron compensadas por las inversiones que realizó Bestel, Cablecom (ambas de Televisa) y Altán en 2017, pero insuficientes para superar las realizadas en 2016.

También seamos justos con AT&T. El 25 de junio de 2015 Randall Stephenson, CEO de AT&T, anunció ante Peña Nieto una inversión de 3,000 millones de dólares para los próximos tres años hasta 2018. Ese día el dólar interbancario se cotizaba en 15.500 pesos, por lo que la inversión equivalía en ese momento a 46,500 millones de pesos. Nuevamente, si el anuncio hubiera coincidido cuando el dólar se ubicó en su nivel más alto en 2017, la inversión de AT&T hubiera sido de más de 62,000 millones de pesos.

AT&T ya ha invertido en 2016 y 2017 un parcial de 25,492.5 mdp (54.82% del total comprometido), según datos del BIT, por lo que le restaría invertir en 2018 la cifra de 21,007.4 millones de pesos o 45.17% de los 3,000 millones de dólares anunciados por el CEO de AT&T, pero también se encuentra en su ciclo de inversión.

Se concluye que no sólo América Móvil, sino también AT&T (en proporciones similares), Telefónica, Megacable, Cablevisión y Sky (ambas de Televisa), redujeron sus inversiones en 2017. A América Móvil le falta cumplir con 43.64% de su anuncio y a AT&T con 45.17% de su compromiso.

De cumplir sus compromisos públicos de inversión, en 2018 tenemos “garantizada” una inversión en telecomunicaciones de 62,405.2 millones de pesos (41,397.8 millones de pesos de América Móvil y 21,007.4 millones de pesos de AT&T) más la que ejerza el resto de los operadores móviles y fijos. Sin duda, la inversión en telecomunicaciones en 2018 superará la de 2017.

En telecomunicaciones las inversiones son intensivas y a largo plazo. En 2019 (que coincide con el arranque de un nuevo gobierno de vocación social) se abrirá un nuevo ciclo de inversión para todos los operadores. Pidamos que las nuevas políticas públicas digitales y regulatorias creen las condiciones para invertir en infraestructura, más y nuevos servicios y todo un ecosistema digital, con un enfoque en cobertura universal, fibra óptica y los primeros despliegues de tecnologías inalámbricas de quinta generación. Las oportunidades existen, ¿quiénes las quieren aprovechar?

Jorge Bravo es analista de medios y telecomunicaciones. Su cuenta de Twitter es @beltmondi

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook