Digital News Report 2018, Instituto Reuters, Capítulo México.

El Digital News Report 2018 del Instituto Reuters para el Estudio del Periodismo ha colocado a El Economista como el cuarto medio con mayor confianza entre los lectores de noticias en México. Aristegui Noticias, de la periodista Carmen Aristegui, es la marca con mejor calificación en esa materia y también la de mayor lectura.

Es el segundo año consecutivo que el Digital News Report analiza el ecosistema de medios en México y la primera vez que mide la confianza de las marcas periodísticas en el país. El Economista obtuvo un índice de confianza de 7.01 donde lo más alto es 10; las primeras tres posiciones las obtuvieron Aristegui Noticias (7.65), El Universal (7.1) y El Financiero (7.07). Entre los que usan la marca, El Economista se encuentra en la segunda posición, con un índice de 7.96. El Instituto Reuters, de la Universidad de Oxford, tuvo la ayuda de académicos y especialistas de 37 países en la elaboración del reporte para 2018, que publicó el 13 de junio pasado. En el ítem de mayor uso de un medio de noticias digitales, Aristegui se ubicó en la primera posición, con 37% y un promedio de más de tres consultas por semana; El Economista quedó en la posición 16, con 13 por ciento.

La confianza es la cualidad de mayor valor en el entorno de noticias digitales, ante la avalancha de noticias falsas (fake news), la desinformación y la saturación de contenidos. Demuestra la autoridad de los contenidos que ofrece un medio y la manera en que los lectores perciben el trabajo periodístico.

Dos características principales para determinar el valor de una información periodística son la fuente y la experiencia del autor, dijo Richard Gingras, fundador de Salon.com y vicepresidente de Noticias de Google, durante un encuentro con periodistas la semana pasada en la sede de Google en México. “¿Quién publica? ¿Qué sabemos del autor? ¿El medio es transparente, conocemos las motivaciones de su trabajo?”, se preguntó Gingras. “Las noticias falsas y la desinformación son un gran problema. Y en un mundo donde se han vuelto tan comunes, es imprescindible encontrar manera de combatirlas”.

Digital News Report 2018, Instituto Reuters, Capítulo México.

María Elena Gutiérrez Rentería, de la Universidad Panamericana y responsable del capítulo sobre México, destacó en el reporte la difusión de noticias falsas relacionadas, por ejemplo, con el terremoto del 19 de septiembre de 2017 o sobre Donald Trump y su posición sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o la construcción de un muro en la frontera entre México y Estados Unidos. “Las compañías de medios también se han enfrentado al robo de identidad de marca, lo que genera confusión en la audiencia. Por estas y otras razones, casi dos tercios (63%) de la población en línea dice que están ‘muy’ o ‘extremadamente’ preocupada por lo que es real y lo que es falso en internet cuando se trata de noticias”, escribió Gutiérrez Rentería.

La confianza será determinante en la capacidad del sector de medios para atraer y mantener ingresos en el futuro, tanto por la vía de las suscripciones como de la publicidad, reportó PwC en su Global Entertainment & Media Outlook 2018–2022, un estudio anual para analizar el estado de la industria. “De manera típica, la confianza puede considerarse como una característica que apuntala las credenciales de una empresa o industria para operar. Pero también puede tratarse como un diferenciador. Las empresas que ofrecen confianza a sus socios y consumidores gozarán de ventajas competitivas sobre las que no lo hacen”, destacó la consultora en el estudio, publicado el 6 de junio pasado.

“El compromiso con su público es finalmente la base última de su credibilidad, de su prestigio y de su supervivencia”, señaló el doctor Manuel Alejandro Guerrero en su libro Medios de comunicación y la función de transparencia. La confianza en un medio de comunicación retribuye con legitimidad social, genera credi­bilidad y “capital-simpatía”, como lo llama la filósofa española Adela Cortina, y significa una mayor responsabilidad con la calidad del trabajo periodístico y el compromiso de servicio hacia los lectores.

Este artículo originalmente se publicó en El Economista el 25 de junio de 2018.

Recuperamos este artículo del doctor Ernesto Villanueva, publicado originalmente en Aristegui Noticias el 15 de mayo de 2018, por considerarlo una guía indispensable sobre libertad de expresión en México a partir de un caso concreto: la demanda de Joaquín Vargas Guajardo, presidente del Consejo de Administración MVS Y CMR, contra la periodista Carmen Aristegui Flores. […]

Seguir leyendo

Ismael Nafría: Ingresos de The New York Times, 2011-2018; vías de ingreso. Reporte primer trimestre 2018.

The New York Times Company, controladora del influyente diario estadounidense The New York Times, reportó un incremento en el primer trimestre de 2018 de 139,000 nuevas suscripciones digitales, para contabilizar un total de 2,783,000. De acuerdo con la compañía, en el primer trimestre del año aumentó 3.8% los ingresos totales, a 413.9 millones de dólares desde los 398.8 millones del mismo periodo de 2017. Destacó que los ingresos por suscripciones aumentaron 7.5% mientras que los ingresos por publicidad decrecieron 3.4 por ciento.

Seguir leyendo

Portada de la investigación Comprando complacencia: Publicidad oficial y censura indirecta en México, publicado por WAN-IFRA y Proceso en 2014.

La publicidad oficial no sólo representa una fuente de financiamiento, sino también una forma de censura hacia los medios de comunicación: quien toma la decisión sobre el ejercicio del gasto público puede asfixiar a un medio sin proveerle suficientes recursos para solventar sus necesidades. “La asignación de la publicidad oficial es la herramienta más común […]

Seguir leyendo
Foto original de Esther Vargas, tomada de su cuenta en Flickr. Usa una licencia Creative Commons.

Los medios de comunicación en México, como actores con poder e injerencia en la vida económica, social y política del país, deben ser obligados a rendir cuentas sobre el dinero público recibido, ya sea como pago por el espacio para la difusión de información pública —la llamada publicidad oficial— o por otros servicios ofrecidos al […]

Seguir leyendo

Newsletter

TwitterFacebook