Grand Theft Auto. Guided by horses.

Si usted tiene un auto deportivo, ¿le pondría un caballo para jalarlo? Si usted tiene el smartphone más avanzado, ¿le pondría una antena para sintonizar radio FM?

Ante la disposición técnica IFT-011-2017 que a partir del 27 de julio permitirá habilitar y/o desbloquear el receptor de radio FM en los móviles, me han preguntado si el iPhone de Apple tiene esta aplicación instalada, si tendrá que instalarla y si le conviene hacerlo en el futuro.

La disposición técnica ordena que, sólo en caso de que los teléfonos cuenten con la funcionalidad de receptor de FM desde su fabricación, ésta deberá estar activada. La disposición no obliga a los fabricantes a instalar el receptor de FM.

Cómo surge. La Cámara Nacional de la Industria de la Radio y Televisión (CIRT) pidió al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el no bloqueo del receptor de FM en los dispositivos móviles. Dijo que “la mayoría de los smartphones cuentan con un receptor interno de radiodifusión en Frecuencia Modulada construido e integrado desde fábrica. Para poder reproducir dicha señal, este receptor debe de ser activado por las empresas fabricantes de teléfonos móviles. Al ser activado, pueden recibir directamente del aire las señales de las emisoras de FM”.

La CIRT justificó que en casos de emergencia o desastre, cuando las redes móviles se colapsan, los usuarios pueden sintonizar estaciones de FM y recibir alertas. La señal del aire es gratuita y el usuario del smartphone no tiene que consumir su plan de datos ni agotar su batería.

La realidad es que desbloquear la aplicación de FM es una oportunidad de la industria de la radiodifusión sonora para preservar su modelo de negocio y presumiblemente ampliar sus audiencias e ingresos publicitarios a través de los teléfonos móviles, pues la mayoría de las personas tienen uno y están la mayor parte del tiempo conectadas, incluso durante los desplazamientos. Los radiodifusores desearían que los usuarios dejen de escuchar su música precargada en el móvil o vía streaming para sintonizar estaciones de radio locales.

La Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2016 del IFT reveló que 41% de las personas consultadas escuchan radio y el género predilecto es el musical (79%), muy por encima de los noticiarios (32%). 21% de los encuestados escucha radio a través del teléfono móvil. Este porcentaje se incrementó 4 puntos con respecto a la encuesta de 2015 del IFT, cuando 17% dijo escuchar radio en el celular.

En Estados Unidos la Asociación Nacional de Radiodifusores (NAB, equivalente a la CIRT) también presiona desde 2014 para que los fabricantes habiliten o desbloqueen el receptor de FM integrado. En la Unión Americana existe el movimiento “Free Radio on my Phone” que llama a los operadores móviles, a Apple, al Congreso y al regulador (FCC) a activar la FM en todos los smartphones.

A diferencia de México, la FCC no accedió a la solicitud de la NAB de obligar por resolución la activación de la FM. Tom Wheeler (demócrata), ex presidente de la FCC, señaló que el asunto podía resolverlo el mercado. Ajit Pai (republicano), actual presidente de la FCC, tiene la misma postura: “Como creyente en los mercados libres y el Estado de derecho, no puedo apoyar un mandato gubernamental que requiera la activación de estos chips”.

Cifras de Navigating Broadcasting’s Future (apoyada por NAB) señalan que “casi 2 tercios de los teléfonos más populares vendidos en 2016 no tienen la recepción de radio FM activada, aunque casi todos tienen el potencial para hacerlo. De estos dispositivos con capacidad de FM pero no activados, la gran mayoría (incluido el 100% de los vendidos en el cuarto trimestre de 2016) eran iPhone de Apple”. De 129.8 millones de smartphones vendidos en 2016 en Estados Unidos, 44.5 millones (34%) tenían la FM activada, porcentaje que se ha incrementado año con año.

El Pew Research Center reconoce que la radio tradicional sigue siendo escuchada por 91% de los estadounidenses, pero la radio por Internet es la que más crece: 57% la escuchó en 2016; de esta cifra, 73% lo hizo a través de un smartphone conectado a Internet.

El iPhone 6s sí tiene un sintonizador de FM incorporado pero sin antena, lo cual impide la recepción aun desbloqueándolo. Se requiere un adaptador compatible con radio FM para iPhone o iPad en el cual, a su vez, se insertan los audífonos (éstos también pueden servir de antena). El precio de este accesorio oscila los 40 dólares. Apple tendría que hacer una actualización de su sistema operativo iOS para desbloquear la accesibilidad del chip de FM, pero seguiría necesitando la antena.

¿Es una oportunidad para vender más smartphones? Los dispositivos Android que tienen instalada la radio FM de fábrica son smartphones de gama media, que revelan un usuario cuyo poder adquisitivo no alcanza para un smartphone de gama alta como el iPhone; por lo tanto, también es un usuario que economiza su plan de datos o es un suscriptor prepago. Para ellos la radio FM abierta en un smartphone barato sí es una alternativa.

El usuario del iPhone prefiere consumir música o escuchar la radio vía Internet. No hay razón para suponer que Apple (a partir de la disposición del IFT) habilitará la FM para vender más dispositivos en México. Para Apple el futuro de la música, los contenidos y la información está en Internet. La irrupción del iPhone en 2007 significó la explosión de los datos móviles y es una tendencia irreversible. El segmento de servicios por Internet de Apple es el de más rápido crecimiento. El caso de Noruega (que recién inició el apagón de su red nacional de radio FM en enero de 2017 para transmitir exclusivamente en el estándar Digital Audio Broadcasting) es una señal de que la FM pudiera estar en declive.

En México la FM tiene larga vida. El desbloqueo de smartphones habilitados con FM fue una concesión a la CIRT que ni la FCC le otorgó a la NAB. Apple no está interesada en que sus iPhone sintonicen radio FM abierta ni instalará una antena para que eso ocurra. Es como pedirle que su sistema operativo deje de ser propietario o que le ponga tornillos a sus iPhone para que cualquiera los pueda desarmar. Además, las futuras redes 5G serán exclusivamente de datos móviles. La pregunta es si los usuarios de iPhone tienen derecho a recibir FM abierta. La respuesta es que si vamos a exigir neutralidad tecnológica, tenemos derecho a la convergencia absoluta.

Jorge Bravo es analista de medios y telecomunicaciones.
Twitter: @beltmondi

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook