Durante 2016, Yahoo reportó dos robos masivos de datos personales de sus usuarios. En esos dos incidentes, en 2013 y 2014, se reportaron vulneraciones a más de 1,500 millones de cuentas. Pero a los usuarios de Yahoo eso no parece incomodarles. Tampoco a los inversionistas. O quizá no se enteraron, porque dieron a la compañía que dirige Marissa Mayer un espléndido cierre de 2016 y unos resultados de lujo para una firma cuya acta de defunción fue firmada hace años. En su reporte financiero presentado el lunes, Yahoo anunció un incremento de 15.4% en sus ingresos entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre de 2016, para alcanzar los 1,470 millones de dólares. Un millón de dólares por cada cuenta hackeada, más o menos.

Yahoo es la reina entre los 10 hackeos más ignominiosos de la historia a compañías digitales. Por sí sola, supera a todos sus competidores en el ranking de Statista y Business Insider y puede presumir que es la única que aparece dos veces en la lista, en las posiciones 1º y 2º. Un orgullo. El tercer lugar lo ocupa MySpace, un zombie digital propiedad de Time, Inc., con 427 millones de cuentas hackeadas en 2013, de acuerdo con una revelación de la compañía en mayo pasado. Pero nada importó: los usuarios de Yahoo siguen

Entre las cuentas comprometidas, los responsables del robo a Yahoo se llevaron nombres, direcciones de correo electrónico, números telefónicos, fechas de nacimiento y contraseñas de los usuarios. En el estudio The state of privacy in post-Snowden America de septiembre pasado, el Pew Research Center reveló que sólo 3 de cada 10 usuarios de internet ha tomado medidas para evitar que su información caiga en manos de hackers y 9 de cada 10 reconoce que los consumidores han perdido el control sobre el uso que las compañías hacen de sus datos personales.

En una declaración que acompañó al reporte financiero, Yahoo aseguró que los robos de información de sus clientes afectaron muy poco el tráfico de sus principales verticales (homepage, noticias, deportes, finanzas y las páginas de vida y estilo) y tampoco se reflejaron en un descenso del uso de sus servicios, como el correo electrónico. Y, en cualquier caso, el descenso en tráfico y uso de servicios se debió a la temporada decembrina.

Tras la difusión del reporte financiero el lunes, las acciones de la compañía en el índice Nasdaq acumulan una ganancia de 4.38%, lo que significa que los tenedores de esos papeles tienen ahora casi dos dólares más por cada título (de los 42.05 dólares del cierre del viernes a los 43.89 dólares del cierre de este martes). Durante el cuarto trimestre de 2016, Yahoo fue un buen negocio.

Quizá nadie se dio cuenta.

Comentarios

economicon

Newsletter

TwitterFacebook